Cuida lo que comes: Conoce 9 alimentos que podrían matarte sin saberlo

 

 

La comida que consumimos es algo con lo que debemos tener mucho cuidado dado que nuestro cuerpo es bastante preciado. De entrar el alimento incorrecto en nuestro sistema, podríamos obtener reacciones adversas como mareo, vómito, diarrea, intoxicaciones, dolores en algunas zonas del cuerpo o incluso, en el peor de los casos, la muerte.

Es por esto que tener en cuenta cada una de las cosas que ingerimos, desde la comida rápida que compramos para darnos un gusto o resolver el desayuno, almuerzo o cena, hasta la comida que hacemos en casa puesto que algunos de los 9 alimentos que se mencionarán a continuación, y que podrían matarte sin saberlo, son cosas que se utilizan en el día a día para cocinar en casa o que, por una razón u otra, siempre los tienes a la mano.

ruibEl primero de estos es el ruibarbo, a pesar de ser un vegetal posee un alto nivel de ácido oxálico en sus hojas, el cual puede causar cálculos renales y es la razón por la que solo el tallo y la raíz de esta verdura son consumibles. Por otro lado se encuentra la nuez moscada, y es que si bien puede ser un buen complemento para tus preparaciones, lo cierto es que consumirla en exceso puede causar convulsiones o incluso una psicosis tan fuerte que podría hacerte sentir que estás a punto de dejar de respirar.

Otro de los alimentos que debes tener cuidado al consumir es la patata dado que al ingerir sus brotes verdes, podrías exponerte a diarreas, dolores de estómago, un coma o algo tan terrible como la muerte. Así mismo, evitar las hojas y los tallos de los tomates así como las hojas y raíces de la yuca es obligatorio, dado que los primeros pueden hacerle daño al estómago a causa de los venenos alcalinos que posee y los segundos son altamente peligrosos para la salud, pudiendo llegar incluso a ser fatales.

Igualmente, las almendras amargas y las semillas de frutas como la manzana, el albaricoque, la cereza y el melocotón poseen altos niveles de cianuro de hidrógeno, un ácido que consumido en grandes cantidades podría causar la muerte.

Por último, alimentos tan comunes en casa como la miel  y los anacardos son productos que de no pasar por un cierto proceso de depuración, pueden ser nocivas para la salud. La miel cruda posee una toxina llamada “grayanotoxina” que puede causar mareos, náuseas, sudoración excesiva, vómitos o debilidad y por ello pasarla por un proceso de pasteurización se vuelve realmente necesario, mientras que los anacardos contienen “urushiol”, una sustancia tan dañina como la hiedra venenosa, por lo que puede ser fatal si no se pasan por un proceso de hervido para eliminar este compuesto químico.